viernes, 20 de marzo de 2015

Seis pequeños trucos para mejorar la señal inalámbrica

Las redes inalámbricas parece que siempre encuentran algo en su camino que interfiere y degrada la calidad de la señal. Por regla general, siempre hay zonas de la casa en las que la cobertura es escasa. Las paredes e incluso los propios dispositivos móviles pueden obstaculizar la señal. Estos factores influyen en el alcance y la estabilidad de la conexión de Internet y pueden mermar la moral del usuario. A menudo, los posibles problemas pueden evitarse con unos trucos sencillos, por ejemplo, colocar el router en otro lugar de la oficina o de la casa. A continuación, seis pequeños consejos que nos ayudarán a mejorar la señal de nuestra red inalámbrica.









1. Evitar los obstáculos

Las paredes y los techos son obstáculos naturales para las ondas. El router inalámbrico no debería colocarse en el sótano pero tampoco en una habitación en medio de la casa. La ubicación ideal es cerca de las puertas, pues cualquier obstáculo, incluso la pared más fina, puede degradar la señal de la red.



2. Alineación óptima

Muchos routers como los Archer de TP-LINK, tienen varias antenas externas que pueden mejorar la señal de la red de forma significativa. Una adecuada alineación de las mismas es clave: la primera antena debería estar completamente vertical, la segunda, hacia adelante en posición horizontal y la tercera, hacia un lado en posición horizontal. El truco: que todas las antenas estén orientadas en distinta dirección.



3. Tener en cuenta la altura

Colocar el router en un lugar elevado es fundamental para que las ondas se transmitan sin interferencias. Las estanterías o los armarios son perfectos en este sentido, salvo aquellos que estén cerca de objetos de metal como cajones o radiadores.



4. Evitar fuentes de interferencias

Otras fuentes de interferencias son los dispositivos electrónicos como los teléfonos inalámbricos, los microondas e incluso las lavadoras, ya que transmiten ondas de radio en la misma banda de frecuencia, la de 2,4 GHz, que algunos routers. Para evitar estas interferencias, los usuarios pueden utilizar routers que operen en la banda de 5 GHz.



5. WiFi para el exterior

El verano es tiempo de disfrutar al aire libre. Para garantizar el funcionamiento de la red inalámbrica en la terraza o en el jardín, el router debe estar en una ventana que esté cerca de estas ubicaciones. Pero, ¡cuidado! El hecho de que disfrutemos de una mejor señal puede atraer a usuarios no deseados, por lo que asegúrate de proteger la red con una contraseña.



6. Utiliza repetidores

Sobre todo, en casas unifamiliares con varias alturas, los repetidores inalámbricos son una estupenda opción. Reciben la señal wireless y la extienden a otras áreas de la casa en las que antes no había cobertura. No hace falta ser un experto en temas técnicos. Con sólo pulsar el botón WPS, el router se conectará al repetidor.









Si todo esto falla no desesperes, siempre podrás optar por los PLC o Power Line que utilizarán tu propia instalación electrica para enviar la señal desde un punto de red a otro de manera efectiva, ya sea por cable o con repetidor de wifi.





via MODPC Noticias http://ift.tt/1CBw01Z

jueves, 5 de marzo de 2015

MiniPC ECS LIVA





Te presentamos el Liva32 de ECS, un miniPC pensado para navegar por Internet, reproducir archivos multimedia (conectando el pequeño LIVA a un televisor con un cable HDMI disponemos de un diminuto centro de entretenimiento doméstico) y en general para tareas ofimáticas y educativas. En definitiva, un equipo un poco para todo aquello que no requiera elevado rendimiento. Totalmente silencioso, gracias al uso de la plataforma BayTrail de Intel, no requiere de ningún ventilador dada su mínima disipación de calor y su reducido consumo eléctrico (15W como máximo) Cuenta con doble salida gráfica (VGA + HDMI) y ofrece capacidad Dual Display, o lo que es lo mismo, puede trabajar con 2 pantallas conectadas de forma simultánea.

LIVA nació con compatibilidad Windows8.1, pero ahora además incluye dicho sistema. Cada LIVA de ECS se entrega con Windows8.1 with Bing preinstalado. La licencia se activará automáticamente la primera vez que se conecte a Internet. Así de sencillo. Sin largas claves ni nada parecido.

La conectividad está asegurada gracias a la presencia de un adaptador de red Ethernet gigaLAN, de un adaptador WIFI a/b/g/n y de Bluetooth 4.0 2GB de RAM y un disco sólido (eMMC) de 32GB proporcionan lo necesario para un funcionamiento fluido. No existe, al igual que en el resto de soluciones de este tipo y tamaño, posibilidad de ampliación a nivel interno. El almacenamiento, de forma externa se puede ampliar sin problemas, y en cuanto a la RAM, los 2GB son más que suficiente para el uso apropiado de la unidad.






El miniPC dispone de 2 puertos USB (un USB2.0 y un USB3.0) para conectar periféricos o unidades de almacenamiento externo (pendrives, discos duros, unidades DVD…). Si necesitamos aumentar el número de puertos basta con conectar un económico hub USB

Una de las curiosidades del LIVA es la forma en que se presenta, ya que no se trata de un miniPC ensamblado al uso. Se vende en una caja que contiene las diferentes piezas para que nosotros mismos podamos ensamblarlo, un manual de usuario y el disco con controladores para Windows8 y Ubuntu. Y es que esta operación es sumamente sencilla (solamente hay que colocar un tornillo para fijar la tarjeta (WIFI+Bluetooth)

Funciona hasta sin conectar a la red. Ya hemos comentado lo poco que consume este pequeño equipo, pero queda todavía más claro si indicamos que el pequeño LIVA puede ser alimentado mediante un PowerBank (como los que se emplean (para recargar smartphones y tablets)

Y además, compatible con Ubuntu Linux 14.04. Salvo el adaptador WIFI y el BT4.0 el resto del hardware es reconocido y configurado automáticamente por Ubuntu, siendo necesario instalar drivers adicionales para estos 2 componentes.





via MODPC Noticias http://ift.tt/1GYOZDm